Revista PROPUESTAS EDUCATIVAS

VOLUMEN 5, Nro. 9 / ENERO-JUNIO 2023

ISSN: 2708 – 6631

ISSN-L: 2708 – 6631

Pp. 38 - 48

www.propuestaseducativas.org

 

La socialización como proceso ético en niños en edad escolar

Socialization as an ethical process in school-age children

 

Máximo Prado Solís

maximo.prado@utelvt.edu.ec

ORCID: 0000-0001-5967-8842

Universidad Luis Vargas Torres, Esmeraldas, Ecuador

 

Artículo recibido en septiembre 2022, arbitrado en octubre 2022, aceptado en noviembre 2022, publicado en enero 2023

RESUMEN

La educación es un proceso social que no empieza en la escuela sino en el seno del hogar y que fundamentalmente está al cuidado de la madre quien es u primera educadora. Prácticamente depende exclusivamente de la madre, hasta que el niño se desprenderá de su tutela desde aproximadamente a los 2 años. A partir de ese momento se puede decir que se inicia el proceso de socialización cuando el niño empieza a relacionarse con otros niños y adultos de su entorno inmediato, lo cual es una necesidad para potenciar sus capacidades físicas y mentales que serán determinantes para su futuro porque aprenderá a coexistir con otras personas y superar su egocentrismo. Sin embargo, hay niños que no tienen experiencias previas y pasan dificultades de adaptación en la escuela mostrando actitudes agresivas con sus compañeros, aislándose de los demás o comportándose huraños y llorando inconsolablemente reclamando la presencia de su madre o de un familiar cercano. Este problema ético e ideológico sobre todo entre los sectores más vulnerables de la sociedad ecuatoriana fue abordado por la investigación cuyos resultados son de validez tanto para la comunidad educativa escolar como un aporte que de seguro incrementó el bagaje académico-científico de la Universidad y la comunidad científica en general.

Palabras clave: Socialización; Ética; Niñez; Valores; Entorno; Adaptación

ABSTRACT

Education is a social process that does not begin at school but at home and is fundamentally in the care of the mother who is the first educator. It practically depends exclusively on the mother, until the child leaves her guardianship at approximately 2 years of age. From that moment, it cans be said that the socialization process begins when the child begins to interact with other children and adults in his immediate environment, which is a necessity to enhance his physical and mental abilities that will be decisive for his future because you will learn to coexist with other people and overcome your self-centeredness. However, there are children who have no previous experiences and have difficulties adjusting at school showing aggressive attitudes towards their peers, isolating themselves from others or behaving sullenly and crying inconsolably claiming the presence of their mother or a close relative. This ethical and ideological problem, especially among the most vulnerable sectors of Ecuadorian society, was addressed by research whose results are valid both for the school educational community and as a contribution that surely increased the academic-scientific background of the University and the community. scientific in general.

Keywords: Socialization; Ethics; Childhood; Values; Environment; Adaptation

 

INTRODUCCIÓN

La educación es un proceso social mediante el cual las viejas generaciones forman a las nuevas. En ese sentido ese proceso social no empieza en la escuela sino en el seno familiar desde el momento mismo en que el niño nace y es amamantado por su madre. Al pasar de sus primeros años en los cuales depende casi exclusivamente de la madre, el niño se irá gradualmente “desprendiendo” de su tutela en lo que se conoce como el “destete psicológico” que se inicia aproximadamente a los 2 años coincidiendo con el período en el cual la madre lo deja de amamantar. De allí que el proceso de socialización, es decir, cuando el niño empieza a relacionarse con otros niños y los adultos de su entorno inmediato, es una necesidad psicosocial que le permitirá potenciar sus capacidades tanto físicas como cerebrales, lo cual será determinante para su futuro porque aprenderá a coexistir con otras personas y en consecuencia a reducir su egocentrismo y a entender que la vida es mejor en la convivencia colectiva.

Emilio Durkheim, el precursor de la Sociología como ciencia social independiente señala que dicha ciencia se justifica cundo se aplica a la educación como norma positiva y cuya función primordial es la de formar a los educandos tanto en su yo individual como en su yo colectivo. Sin embargo, Durkheim remarca que más se privilegia en el ámbito educativo al yo individual antes que al colectivo sin que se trate de menoscabar la importancia del primero porque tiene que ver con los intereses legítimos del afán de progreso y bienestar que todo individuo anhela; pertenece a su proyecto de vida, mientras que el yo colectivo es aquel al que muchos pertenecen de acuerdo con las identidades comunes tales como la religión, la etnia, la cultura, la nación o región, etc. Cf. (Durkheim, 1970)

De hecho, la educación del niño tiene tres opciones: la autoritaria, la liberal (dejar hacer y dejar pasar) y la democrática. La primera es impositiva y eso generará una inseguridad en el futuro y una dependencia de sus padres o adultos; la segunda provoca libertinaje y desobediencia, lo cual lleva a adoptar conductas irregulares en la adolescencia y la juventud; y la tercera fortalece su personalidad y aprende a distinguir  lo bueno de lo malo, es decir, asumir una conducta ética porque está basada en el premio y el castigo (en ningún caso mediante la agresión física o psicológica) y propiciará la autodisciplina y el respeto a la autoridad como normas éticas superiores. En ese contexto, la socialización como mecanismo de formación ética en niños en edad escolar es la continuación de la aplicación del paradigma educativo que se estructura desde la familia y el entorno social en donde los niños reciben sus primeras enseñanzas que básicamente son la distinción entre el bien y el mal, lo correcto y lo incorrecto, lo positivo y lo negativo.

Bajo estas consideraciones, la investigación contó con un marco referencial amplio para cuyo sustento le dio el rigor científico requerido para garantizar un trabajo de calidad tal como lo menciona Luis Fernando Ortega en su artículo “El diseño teórico en un proyecto de investigación socioeducativa” señala “Todo objeto de estudio requiere ser comprendido e interpretado a partir de una óptica epistemológica y de una teoría. Solo entonces adquiere significado científico y la investigación supera el nivel empírico artesanal.” (Ortega, 2008, p. 148)

No existen estudios similares a este proyecto, aunque sí se encuentran otros que se enmarcan en una gama de enfoques de la Sociología de la Educación, así, Olivier (2006) declara:

Autores como Gimeno Sacristán señalan la polivalencia del concepto de diferencia, ya sea étnica, religiosa, de expectativas y de origen social entre otras. El autor pone en tela de juicio los discursos pedagógicos que sitúan en un plano meramente técnico la resolución de problemas que, desde su punto de vista, son de tipo ético y político. (p. 43)

 

El Problema

El hecho de la socialización como proceso ético en niños en edad escolar demanda un análisis exhaustivo de una problemática socioeducativa que implica entender las condiciones en que el niño ingresa a la escuela con una carga psicológica, es decir emocional y conductual, que pueda dificultar su adaptación al medio escolar si es que no ha experimentado una situación normal tanto en su hogar como en los centros de cuidado diario al que muchos padres los envían. Sin embargo, hay otros padres que, por el contrario, desconfían de los centros de cuidado diario y hay otros que, mucho peor, consideran que no es necesario que acudan a ellos porque “para eso están las madres”, es decir inconscientemente obstaculizan el “destete psicológico” que da paso precisamente al proceso de socialización desde la óptica de la Ética necesario para el potenciamiento de sus capacidades intelectuales y conductuales.

Por lo general, los niños que no tienen experiencias previas ya sea por una de las razones expuestas sufren serias dificultades de adaptación en la escuela mostrando actitudes agresivas con sus compañeros, en otros casos aislándose de los demás tímidamente o sintiéndose asustados y huraños que los lleva a llorar inconsolablemente reclamando la presencia de su madre o de un familiar cercano.

En definitiva, se trata de un problema ético e ideológico en general que aún persiste en muchas familias a nivel local como nacional sobre todo entre los sectores más vulnerables de la sociedad ecuatoriana. De allí que la investigación debió acceder a fuentes de información científica, el concurso de tutoría académica docente, la experiencia personal y los recursos materiales, el tiempo y la dedicación del investigador, lo cual hizo factible este tipo de estudios cuyos resultados son de validez tanto para la comunidad educativa escolar como un aporte que de seguro incrementó el bagaje académico-científico de la Universidad y la comunidad científica en general.

 

Educación

La educación es una institución básica de la sociedad que se estableció con el desarrollo de las sociedades primitivas hasta las civilizatorias. En las sociedades tradicionales del pasado, la educación era informal, ya que los niños aprendían de los adultos mediante la observación, la imitación, los ritos y las leyendas. Cf. (Arellano, 2002, p. 113). En cambio, en las sociedades modernas, la educación adquirió un carácter formal al haberse constituido organizadamente en instituciones especializadas que se dedican a diseñar sistemas educativos, planes de estudio y docentes capacitados para la transmisión de conocimientos.  

De acuerdo con la constitución política de los países de la región, es un principio generalizado que la educación sea una función exclusiva del estado como un servicio público que desde la época de inicios de las repúblicas en el subcontinente sudamericano se definió como laica y democrática.

Según Arellano (2002) “la educación ilumina las inteligencias, moraliza a los ciudadanos. (…) la educación hace posible la gobernabilidad de la sociedad y su naturaleza democrática, prepara al ciudadano para la vida dotándole de la capacitación para el trabajo.” (p. 114).

En la actualidad, la educación y su método pedagógico no solo se limita a transmitir conocimientos, sino que debe estimular en el estudiante la producción de conocimientos que le permita desarrollar el pensamiento crítico, es decir, que asimile el proceso epistemológico mediante el cual el individuo se apropia de la realidad, el cual consiste en partir de lo concreto a lo abstracto y de lo abstracto a lo concreto pensado. Esta concepción de la educación es una innovación que se apoya en el vertiginoso trayecto de la ciencia y la tecnología.

 

La educación inclusiva en el nivel inicial

La constitución de la república del Ecuador vigente (2008) integró a la educación inicial, es decir, lo que antes se denominaba preescolar, como parte del sistema educativo en su primer nivel o curso. Al ser declarada como obligatoria, la educación inicial se considera como un derecho y es el estado quien debe promocionar espacios en donde se dé un acceso universal y laico a la educación. En ese sentido la ley orgánica de educación intercultural (2011) en su art. 40 expresa claramente que la educación inicial comprende el proceso destinado a acompañar a los niños de tres a cinco años de edad en su desarrollo integral considerando su diversidad cultural y lingüística para potenciar sus capacidades, habilidades y destrezas al ritmo de su crecimiento y aprendizaje. Cf. (Calle, 2021, p. 113).

Al aplicar estas políticas públicas en los niños de educación inicial se logra que el proceso de socialización ética rinda sus frutos ya que, según Delgado et al. (2021):

La intervención temprana en el ámbito educativo será indispensable para responder a esta etapa de extraordinaria heterogeneidad por las características propias de la edad. Con ello se logra una mayor participación de los niños, la familia y profesionales a través del juego y de experiencias vivenciales que promueven el aprendizaje significativo. (p. 29-30).

La socialización de las nuevas generaciones

Se entiende por socialización al conjunto de procesos por los cuales la persona adquiere la membresía en una sociedad, la cual generalmente se facilita por la intervención y desarrollo de la educación formal e informal.

La socialización puede ser: Primaria o enculturación, cuya responsabilidad recae en el entorno más afectivo y primario del individuo, como es la familia. Su función principal es la de iniciar el proceso de socialización para que los niños asimilen las manifestaciones básicas de la vida cultural del grupo, si bien el proceso es completado y ampliado por la escuela. Yubero (2021) sostiene que la socialización como principio de intervención educativa, especifica la necesidad de una formación personalizada e integral en conocimientos, destrezas y valores morales.

Secundaria. - o aculturación como prolongación de la primera fase de socialización, completando el proceso a través del fortalecimiento de los hábitos y conocimientos adquiridos en la familia y en la escuela. Se realiza dentro de los grupos secundarios: amigos, instituciones no escolares, medios de comunicación, asociaciones, grupos de ocio, comunidades religiosas, etc., que poseen un carácter menos afectivo. Gracias a estos grupos, que representan valores y estilos sociales, el individuo se introduce en un nuevo aspecto de la cultura a través de los contactos que establece con la sociedad. (Yubero, 2021).

Terciaria. - descrita con dos procesos distintos coincidentes con el proceso de transculturación que tiene lugar cuando se produce el encuentro entre dos culturas diferentes, tendiendo al desplazamiento de una sobre la otra. (Yubero, 2021).

De esta manera, la socialización implicaría un concepto diversificado de educación, la cual ha recaído tradicionalmente en exclusividad sobre la familia y la escuela y que actualmente debe ser asumida también por otras instancias sociales. Es más, la educación no se agotaría con la escolarización, sino que pueden encontrarse prácticas educativas a lo largo de toda la vida en los grupos de amigos, en la familia, en los medios de comunicación, en las asociaciones de tiempo libre, etc. (Milazzo, 1999).

Por su parte, los diversos sectores educativos se integran en tres categorías diferenciadas dentro del entorno socio educativo: la educación formal, la educación no formal y la educación informal. La diferencia básica entre ellas estaría en la intencionalidad del agente educativo y el carácter sistemático o no del proceso. Así, la educación formal sería la realizada en la escuela, bajo un sistema normativo y con procesos intencionados dirigidos a la consecución de objetivos específicos de instrucción (Zorzi, 2021).

Además, si la socialización es un proceso de adaptación, una correcta socialización consiste en adaptarse a la sociedad, pero también en ser crítico con aquellas normas y creencias que no sean válidas, tratando de analizarlas y transformarlas positivamente. La socialización debe potenciar, en cierta medida, el inconformismo, para que no se mantengan estructuras socialmente injustas, y los miembros de una sociedad puedan intervenir para mejorarla y desde la Psicología Social se debe contribuir a que los procesos de socialización favorezcan la transformación social y al progreso de los individuos y de los pueblos.

Tradicionalmente, se han considerado como los principales agentes de socialización: la familia, la escuela, el grupo de iguales, los medios de comunicación -la televisión- y, actualmente, la influencia de las nuevas tecnologías como el Internet.

En todas las sociedades, la escuela es el principal agente institucional encargado de socializar a sus miembros más jóvenes mediante un proceso educativo sistemático por sus contenidos y metodología. La educación formal es la que opera en la escuela, bajo un sistema normativo y con procesos intencionados dirigidos a la consecución de objetivos específicos de instrucción y formación social. De allí que sean dos conceptos inseparables la educación y la socialización de modo que al referirse a la socialización se la entienda como un proceso de educación que permite la adaptación y desarrollo de los individuos en un determinado contexto social. Este proceso continuo de socialización orientará las relaciones que establece la persona con los demás, que serán las que van a ir configurando su estructura básica de competencia social y cognitiva. (Yubero, 2021).

 

Los valores morales

Desde una perspectiva ético-filosófica no puede dejarse de lado el concepto y práctica de los denominados valores morales.

García (2006) plantea que:

Los valores morales son aquellos que entendemos que debería tener cualquier persona, cualquier institución, cualquier actuación que quiera llamarse humana, en pleno sentido de la palabra. (p. 12)

Es decir, los valores morales forman parte de un código de ética que se encuentra explícito o implícito en el sentido común de la gente, Generalmente inserto en la convicción religiosa de los pueblos que lo hace diferenciar entre el bien y el mal. Para García (2006) “los valores morales son, pues, las acciones que reclamamos para llevar adelante una existencia verdaderamente humana y justa.” (p. 12)

En ese sentido son de gran importancia cuando se inculca al niño desde sus primeros años esa escala de valores para que en el futuro se formen como ciudadanos de bien, respetuosos de los demás, cumplidores de sus obligaciones cívicas y familiares. Sin duda que los valores éticos y/o morales deben ser transmitidos desde la más temprana edad con del ejemplo, de la familia y los seres más cercanos.

 

MÉTODO

El método cualitativo de investigación que se empleó en el presente trabajo consistió en la aplicación de técnicas de recopilación de datos no numéricos mediante la observación y la entrevista. Por lo tanto, tuvo particular importancia el método cualitativo ya que se lograron los objetivos planteados mediante la aplicación de la estrategia de la triangulación de resultados y los aportes de los informantes calificados. Desde el punto de vista metodológico, la investigación cualitativa es un enfoque interpretativo del objeto de estudio en su contexto natural y cotidiano de acuerdo con los significados de quienes son los participantes del estudio.

Un enfoque cualitativo, no requiere plantear hipótesis a priori, sino que se desarrollaron supuestos de orientación a lo largo del estudio cualitativo para la problemática presentada utilizando el método inductivo que permitió dar respuesta a los objetivos de la de investigación.

Para Uriarte (2020) “La investigación cualitativa es inductiva porque no se inicia a partir de leyes o principios generales que se aplican a casos particulares, sino que, por el contrario, se dedica a recoger datos de los cuales posteriormente pueden hacer generalizaciones” (s/p)

Las herramientas metodológicas que se emplearon en el proyecto de investigación fueron: Entrevistas y textos observacionales.

Los procedimientos para sistematizar la información se aplicaron a partir de la exploración inicial y la aplicación de la entrevista de modo que las reflexiones y las respuestas fueron producto de una decisión desde la cultura y la ideología de los entrevistados y del hecho observado.

La investigación cualitativa pone énfasis en el discurso, en las opiniones subjetivas de los informantes lo que implica tener una comprensión profunda de lo que se cuestiona. Por lo tanto, las estrategias de sistematización de la información tomaron en consideración la contrastación de los datos cualitativos mediante las técnicas mixtas como reflejo de la cultura y la ideología de los involucrados, esto fue posible porque se utilizó el método de la inducción lo cual permitió generalizar sus conclusiones.

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

La observación

Inicialmente la investigación realizó una observación no estructurada a pequeños en diferentes hogares de sectores vulnerables de la ciudad.

Se pudo constatar que algunos padres no los han enviado a centros de cuidado diario ya sea por la desconfianza que sienten o porque consideran que la madre es la encargada de sus cuidados o simplemente porque no hay ese tipo de servicio infantil en los alrededores de su barrio.

Las condiciones materiales de los hogares observados son, en su mayoría, precarias pues no cuentan con agua potable permanente y a veces con otras NBi, muchos tienen escasos ingresos económicos (algunos padres de familia están en la desocupación), todo lo cual provoca inestabilidad en el hogar, irritabilidad y violencia familiar en algunos casos, lo cual afecta a la psicología del niño/os.

La revisión documental

El análisis documental aportó con información teórica valiosa que aclaró conceptos y permitió convalidar el posterior trabajo de campo.

Las entrevistas

Se aplicó cuestionarios estructurados a un docente de educación inicial, a una madre de familia y a un experto en temas de educación y socialización. Los resultados se exponen a continuación

Entrevista al docente

1.         ¿Qué entiende por socialización?

Es el proceso mediante el cual los niños en su ingreso a la escuela o en otros ambientes aprenden a convivir en armonía con otros niños y adultos que no pertenecen a su ámbito familiar.

2.         ¿Cree usted que los niños de 4 y 5 años son capaces de captar los valores éticos en un proceso de socialización compartida?

Definitivamente sí porque en primer lugar vienen desde su hogar con costumbres bien establecidas y la escuela complementa su formación ética, es decir, les inculca valores y principios correctos y de sentido común.

3.         ¿Considera usted que las dificultades de adaptación al régimen escolar de los niños de 4 y 5 años se deben a la forma como han sido tratados en su hogar?

En algunos casos sí porque a veces hay padres consentidores que los engríen y eso repercute en su comportamiento, pero no todos reaccionan de mala manera.

4.         ¿El reconocimiento de los niños de valores éticos como la amistad, la solidaridad, el amor y el compartir con otros provienen desde el hogar o se forman en el nivel inicial de la escuela?

Creo que es fundamental que esos valores ya estén en su acervo cultural antes de llegar a la escuela. Depende de sus padres y del entorno familiar en que viven.

5.         ¿Por qué es importante que la socialización y su componente ético se empiece desde la más temprana edad en niños?

Porque en los primeros años de vida una persona tiene una memoria inmediata y por lo tanto solo grabará las ideas y vivencias que más le impacten en ese período de su existencia y la socialización y sus valores éticos son significativos para su futura formación tanto individual como colectiva.

Entrevista a la madre de familia

1.         ¿Qué entiende por socialización?

Es cuando los niños o los adultos aprenden a estar juntos con otras personas para compartir sus actividades como los niños con sus compañeros en la escuela, por ejemplo.

2.         ¿Cree usted que los niños de 4 y 5 años son capaces de captar los valores éticos en un proceso de socialización compartida?

Sí, porque nosotros los padres de familia desde nuestro hogar les enseñamos a hacer las cosas bien, a ser obedientes.

3.         ¿Considera usted que las dificultades de adaptación al régimen escolar de los niños de 4 y 5 años se deben a la forma como han sido tratados en su hogar?

Sí, porque muchos padres los engríen y no los dejan socializar con otros niños o personas que no son de su casa.

4.         ¿El reconocimiento de los niños de valores éticos como la amistad, la solidaridad, el amor y el compartir con otros provienen desde el hogar o se forman en el nivel inicial de la escuela?

Eso depende de qué clase de hogar vengan, pero por lo general sí se les inculca esas actitudes.

5.         ¿Por qué es importante que la socialización y su componente ético se empiece desde la más temprana edad en niños?

Porque eso le servirá en el futuro para que tengan una vida sana y no se desvíen hacia actos inmorales o delictivos.

Entrevista al experto

1.         ¿Qué entiende por socialización?

Es el proceso por el cual se aprende a ser miembros de una sociedad y a interiorizar los valores y roles que otorgan las culturas. Se produce y fortalece en el hogar y en la escuela.

2.         ¿Cree usted que los niños de 4 y 5 años son capaces de captar los valores éticos en un proceso de socialización compartida?

Sí, porque las primeras enseñanzas empiezan en el hogar donde priman las tradiciones ancestrales y modernas de un pueblo o nación que se transmiten de generación en generación.

3.         ¿Considera usted que las dificultades de adaptación al régimen escolar de los niños de 4 y 5 años se deben a la forma como han sido tratados en su hogar?

Desde luego, porque hay casos de hogares disfuncionales que no son un referente adecuado para su formación, aunque en otros casos sí ocurre que los niños están bien orientados por sus padres y no tiene dificultades para adaptarse a las normas de la escuela.

4.         ¿El reconocimiento de los niños de valores éticos como la amistad, la solidaridad, el amor y el compartir con otros provienen desde el hogar o se forman en el nivel inicial de la escuela?

Es una responsabilidad compartida. Empieza a desarrollarse en el hogar y se complementa en la escuela donde se sistematizan los valores éticos de acuerdo con la cultura.

5.         ¿Por qué es importante que la socialización y su componente ético se empiece desde la más temprana edad en niños?

Entre los 2 y los 5 años, el cerebro de una persona crece hasta la mitad del tamaño que tendrá en la edad adulta. Por lo tanto, toda la información que reciba en ese periodo quedará grabada en su memoria y se potenciarán una o varias de sus inteligencias múltiples entre las cuales la inteligencia interpersonal que es la responsable de la socialización.

Las respuestas de los informantes calificados corroboran el supuesto de la importancia de la socialización y el comportamiento ético de los niños de educación inicial y su formación futura como ciudadanos de bien con valores morales que guíen sus acciones en la adultez por los caminos de la solidaridad, el amor y el servicio a la familia, la comunidad y la sociedad en general.

CONCLUSIONES

Ha quedado demostrado que la socialización y la formación ética en niños en edad escolar es un proceso continuo que se estructura desde el hogar y el entorno familiar en donde los niños reciben sus primeras enseñanzas sobre lo bueno y lo malo y que además se sienten protegidos y amados, todo lo cual se verá expresado en sus primeras experiencias en la escuela.

La socialización es un proceso natural pero que demanda de una orientación científica la cual precisamente la otorga la educación formal que en el sistema educativo se han sistematizado las experiencias de docentes, investigadores y padres de familia lo que ha permitido que cada vez ese proceso tenga mejores resultados, tal como se aprecia al triangular los resultados de la entrevista con los informantes calificados hay coincidencias en cuanto a sus apreciaciones sobre la socialización y los valores éticos como el amor, la solidaridad, la convivencia armoniosa y la no violencia entre niños de edad escolar inicial.

Esto a pesar de que el entorno socioeconómico no es lo más deseable por las dificultades generadas por la pobreza y la extrema pobreza en barrios de la ciudad de Esmeraldas pero que, sin embargo, la población tiene un alto concepto de la educación y está consciente de que la forma más apreciada justamente para salir de la pobreza es educar a sus hijos como un bien inmaterial de gran valor.

REFERENCIAS

Arellano, E. (2002). Sociología. Para conocer mejor la sociedad. Quito: Corporación Editorial Nacional

 

Calle, T. (2021). Actitudes y prácticas de los estudiantes universitarios sobre la educación inclusiva en el nivel inicial. En M. Valencia, Cuadernos PPIN (p. 156). Quito: El Conejo

 

Durkheim, E. (1970). Educación y Sociología. Bogotá: Linotipo

 

García, J. (2006). Educando con valores. Lima: Ediciones Mirbet

 

Delgado, K. et. al. (2021). La educación inclusiva en el nivel inicial. ESPACIOS. Obtenido de https//doi.org/10.48082/espacios-a21v42n03p03

 

Milazzo, L. (1999). Socialización. Caracas: Universidad José María Vargas. Venezuela

 

Olivier, G. (2006). Estado del Arte de la Sociología de la Educación. Sociología de la Educación ¿para qué?, Primera edición, 212. México D.F., México: Universidad Pedagógica Nacional

 

Ortega, L. (mayo de 2008). El diseño teórico en un proyecto de investigación socioeducativa. (L. Ortega, Ed.) Educación Superior, I (9), 148

 

Uriarte, J. (2020): https://www.caracteristicas.co/investigacion-cualitativa/. Obtenido de investigación cualitativa.com

 

Yubero, S. (2021). Socialización y aprendizaje social. Obtenido de https://www.ehu.eus/documents/1463215/1504276/Capitulo%2BXXIV.pdf

 

Zorzi, M. (2021). Educación formal: concepto, características y ejemplos. México: Lifeder